viernes, 6 de marzo de 2015

Fideicomiso

El correo de una dirección conocida para mí, en antaño un barrio familiar actualmente un montón de casas ataviada de oficinas, la hora de la cita era una en la que el lugar estaba vacío acudo con toda confianza, el remitente es de un amigo de toda la vida, llegó en forma pausada porque se me hizo temprano, espero y veo cómo se apaga una a una las luces de los edificios, aún es temprano para el alumbrado público revisó por enésima ocasión mi reloj, un elegante auto de lujo se me acerca, se baja el vidrio polarizado del lado del conductor mostrando las toscas facciones de un guardaespaldas -¿usted es Gabriel? -Servidor el señor David lo espera -¿David? Bueno- me subí con desconfianza al asiento trasero, sólo veo la nuca con corte militar preferí mantener silencio mientras era conducido a una zona muy exclusiva de la ciudad, una enorme cazona nos recibió, cuando entramos senti la sensación de frialdad propia de las casas no habitadas, nos condujo una señora a una oficina muy lujosa adornada con un enorme óleo de mi amigo David acompañado de lo que supongo es su familia, me ofrecen algo de tomar pido un café negro sin azúcar, después de un rato escucho que abren la puerta es David que entra saludando efusivamente lo saludó con gusto, hace más de 5 años que no sabía nada de mi entrañable, amigo recordamos viejas andanzas, por cerca de dos horas hablamos sin parar entre los entre risotadas que son interrumpidas por una pausa provocada por la intromisión del guardaespaldas que entra susurrarle algo al oído. -te preguntarás el porqué de esta reunión. -¿es necesario un motivo? -No sé qué responder ante eso, pero bueno en realidad hay un motivo. -Tú dirás. -antes que nada no sé cómo decirlo..... necesito pedirte un favor. -me tienes en ascuas dime. -hace como 4 años me casé con Margarita. -felicidades y gracias por no invitarme a la boda. -no hubo fiesta nos tuvimos que casar indicó con el dedo a una niña en el enorme óleo. -vaya. -bueno, continuó mi señora tiene una prima hermana la cual acaba de perder a sus padres. -mi más sentido pésame. -el padre era un calavera, la Madre una horrible persona que nunca atendió a su hija, entre los dos le hicieron la vida miserable a mi prima política. -historia triste. -no te burles, el asunto es el siguiente el abuelo de mi esposa puso un fideicomiso en el que aseguraba el futuro de sus dos nietas legítimas el cual puede ser cobrado con tres condiciones. -qué raro. -el primero es tener por lo menos 21 años, el segundo estar casada y el tercero engendrar un hijo. -fácil. -bueno mi esposa ya cumplió pero su prima está en aprietos ya que está en la ruina y sus padres que no le dejaron nada más que problemas y deudas. -¿y el fideicomiso porque no lo cobran? -no cumple con las dos de las condiciones. -no veo el problema el problema. -es que se requiere de alguien que no se aprovecha de ella. -cuestión de buscar. -pues creo que ya sabes por dónde va la cosa. -me lo imagino, ¿Cómo es ella? -¿Importa? -No ya que no.... -esperarte te conviene. -No lo sé. -primero conocela luego decides. -creo que es la que debe decidir es ella. -está desesperada. -mejor la conozco primero. -eso no es problema, está aquí esperando en la sala de aquí al lado escuchando. La situación me puso nervioso la cosa no se puede tomar a la ligera, David se me queda viendo como cuando quería convencer de que alguien de que le prestara mi depa para llevar a una muchacha, sonreír con resignación lo que alegró a mi amigo a grito pelado llamó a su guardaespaldas que llegó prestó y nos condujo a la habitación de al lado donde dos mujeres estaban sentadas, a una la reconocí por la por el oleo y la otra supongo es la prima veo en la mesa del centro una pequeña cocina donde supongo nos estaban, escuchando me ofrecieron un asiento, el ambiente era muy tenso después de una breve presentación por parte de David Margarita tomó la batuta de la reunión. -David nos ha contado mucho sobre usted. -a qué bien. -por cierto también hemos pedido a una agencia que lo investigará-David está incómodo por el comentario. -generalmente eso hace ese tipo de agencias.-Margarita respingo molesta.-Brianda no es un nombre muy común. -¿y eso es bueno o malo?-dijo Margarita interrumpiendo. -ni uno ni otro. -existen varias condiciones qué tiene... -un momento-le interrumpí-no sé si tenemos... -no hay mucho que pensar mi hermano. -y ¿Brianda no tiene nada que decir? -Sólo que no hay tiempo que perder-Brianda por fin rompió el silencio -los hijos bastardos de mi abuelo quieren el fideicomiso y esta es la única forma de impedircelos, además de que mi situación es insostenible, no lo piense que no le voy a rogar. -¿cuáles son esos requisitos? La boda se llevó a cabo una semana después durante todo ese tiempo no vi a Brianda ni a su prima sin embargo Si vi a David y a varios de sus abogados que me hicieron firmar un montón de papeles que impedían que tocar a los bienes de la familia, sólo nos casamos por lo civil sin invitados y como testigos David y su esposa, llevaron a su hija con encanto el mounstrito, imparable y adoración de Brianda, mientras firmaba el acta recordé que no tenía nada que perder y tal vez algo que ganar, ese día nos quedamos en la casa qué fue de los padres de Brianda, no era tan impresionante como la casa de David y Margarita pero si con buen gusto en el decorado, en la sala una gran foto familiar destacaba, en ésta una niña que supongo es Brianda junto a una atractiva pareja que creo son sus padres. -bonita foto. -bonita y falsa. -¿falsa? -Si la mandé hacer con Photoshop. -les quedó muy realista, ella sonrió -¿y ahora?, ¿Qué haremos? -Conocernos sería un buen paso. -eso vendrá después, aún no ha cumplido todos los requisitos para cobrar el fideicomiso -¿puedo sugerir algo? -se me quedó viendo, el plan es simple, primero se vendió todo que resultó ser bastante y con eso se cubrió las deudas, vivimos en mi casa sin prisas y sin presiones, mi trabajo cubría perfectamente nuestras necesidades, Brianda resultó ser una estupenda esposa sin embargo solo nos convertimos en compañeros de casa, hablamos con respecto a lo del bebé, le propuse la inseminación artificial te carcajeaste mientras te sentabas en mis piernas y acariciar mi cabeza. Fin

No hay comentarios:

Loading...